Parque Yerba Loca

La excursión más clásica de Yerba Loca es la que se interna por el valle hacia el interior y recorre varios hitos como las cascadas de hielo a los pies del cerro Falso Altar, casa de Piedra Carvajal y el glaciar La Paloma.

 

Desde Villa Paulina se debe seguir una huella bien marcada que corre por la ribera este del estero Yerba Loca, ascendiendo progresivamente.  Algunas vertientes cruzan el sendero. Tras unas 3 horas se ha alcanzado un paisaje de media montaña, de rocas desnudas. A unas cuatro horas, se encuentra La Lata, donde existe una suerte de cimientos de una antigua construcción (esta zona marca aproximadamente la mitad del camino).

 

Desde este punto ya es visible a lo lejos la cascada que antecede al ascenso previo a Piedra Carvajal. Esta cascada, a menos de una hora desde La Lata, es un buen lugar de descanso y de aprovisionamiento de agua. Luego el sendero enfrenta un tramo de mayor pendiente, una suerte de escalón en el que el valle se eleva bruscamente.

 

La huella zigzaguea para remontarlo. Es el tramo más duro de la caminata. Una vez superado este punto, aparece una gran llanura poblada de hierbas y vegas cordilleranas. Al inicio de esta planicie, en la ribera oeste del río, se encuentra Piedra Carvajal (3.280m), un refugio improvisado entre las rocas. Luego se debe cruzar la planicie, también conocida como campos de marte, siempre por la ribera oeste del estero. Finalizado este punto, el sendero se pierde entre los acarreos de la morrena del glaciar. Es conveniente entonces remontar este terreno suelto por la misma ribera por la que hemos venido caminando. El terreno es difícil y hay que tener cuidado con no caer, pero tras media hora de esfuerzo en este terreno se alcanza un mirador, con una preciosa vista del glaciar La Paloma.

 

Duración: 2 días

Valor80.000 pesos p/p